BENALMÁDENA DESDE LA BIBLIOTECA. AL MERCADILLO

Cada viernes empieza el fin de semana. Y cada viernes, también, en Benalmádena es día de mercadillo. Al menos, desde 1984, fecha a la que se remonta esta foto, donde por la hilera de puestos transitan decenas de personas. ¿Estabas tú ahí?

mercadillo-arroyo

El Mercadillo de Arroyo de la Miel lucía así en 1984

Mucho antes de esta foto, a finales de los 60, el Mercadillo se llamaba Los Baratos, porque ofrecía precios más bajos que los comercios normales, y se ubicaba en el cruce de la calle Vicente Aleixandre con la avenida de La Constitución.
Era un acontecimiento semanal muy importante, sobre todo para los niños que conocían otra forma de vivir distinta a la suya e imaginaban que los tenderos iban de lugar en lugar en un eterno viaje. 

Tras este recuerdo tan tierno compartido por la directora de la Biblioteca, en esta entrada del blog, vamos a secuestrar al extraterrestre protagonista de la novela humorística de Eduardo Mendoza, Sin noticias de Gurb, para soltarle en la explanada que hay junto al parque de atracciones Tivoli. ¿Por qué? Para que siga aprendiendo muchísimo acerca de las costumbres de los seres humanos. Además de respirar y alimentarnos, comprar resulta imprescindible, y, si encima es, en el Mercadillo de nuestra localidad más todavía. 

La portada inglesa de la novela de Mendoza nos viene al dedillo para imaginar a Gurb

¿Qué le venderían los tenderos a este viajero intergaláctico? Cultivos del terreno de todo tipo, bolsos de cuero, artesanales o de imitación por doquier, calcetines para sustituir esos otros que se perdieron en su trayecto hacia la lavadora, macetas para darle vida a su OVNI, especias para que conociera el sabor más especial de la gastronomía de la Tierra…

Abrumado entre tanta oferta, suponemos que Gurb saldría corriendo hacia su nave para no regresar jamás, con una idea fija a compartir con sus compatriotas: ¡Estos terrícolas están locos por su Mercadillo! Y la verdad es que lleva toda la razón porque haga frío o calor, sea primavera u otoño, cada viernes decenas de benalmadenses nos citamos para comprar esas cosillas que gastamos día a día y nos hace falta reponer ¿dónde? En el Mercadillo (o baratillo) de Arroyo de la Miel.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Benalmádena desde la Biblioteca y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s