BENALMÁDENA DESDE LA BIBLIOTECA. HOTEL ALAY

Cuando empieza a apretar el calor y te levantas con la ilusión de darte un baño en el mar, ¿quién puede resistirse a recordar los veranos de aquella maravillosa infancia? Por supuesto, con un entorno inmejorable: Benalmádena.

Coge un lápiz imaginario y ponte las gafas (o afina la vista) porque repetimos pasatiempo, con las 7 diferencias.

La primera imagen corresponde a una postal de 1972 del Fondo Local de la Biblioteca y la segunda capta el mismo hotel tras su reforma en 2016. ¿Cuál es la principal diferencia? Ni las palmeras actuales, ni la ausencia de toldos de las tiendecillas de hace más de 40 años, ni ese estilismo moderno, ni tan siquiera las letras gigantes que no dejaban duda de tu destino vacacional; la diferencia más destacada es tu edad.

¿Qué perdura entonces? Nuestro municipio como referente de sol y playa (y mucho más, aunque ahora los veraneantes nos invadan) sigue en boga, vayas al hotel que vayas, mientras suena de fondo una melodía veraniega, versión vintage o una más actual, según tu elección.

¡Feliz verano!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Benalmádena desde la Biblioteca y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s