NUEVA MESA TEMÁTICA ADULTOS E INFANTIL: Mamitas, mamás, mamis y mamotas

Esta primavera, las mesas temáticas de la Biblioteca tienen unas protagonistas admirables, generosas, tiernas, divertidas y relindas por dentro y por fuera… Porque madre sólo hay una y la tuya siempre es la mejor:

Para celebrar por todo lo alto el Día de la Madre, hemos reunido libros y películas sobre mamitas en las mesas temáticas de la Sala General y de la Sala Infantil. Incluso hemos elaborado una  guía de lectura para que no te pierdas:

*Ni una de las Mamis de hoy, libros de conocimiento acerca de la maternidad. Antes de que llegue ese momento único e irrepetible (Cosas que nadie te contó antes de tener hijos de Cecilia Jan), durante esos meses de espera (Qué se puede esperar cuando se está esperando de Heidi Murkoff) y ese después que se prolonga hasta que tu retoño se va de casa (Cómo no ser una drama mamá de Amaya Ascunce, que hace tiempo te recomendamos.) Para todos los detalles pormenorizados acerca de la crianza y la educación, cuentas con el centro de interés Escuela de Padres

*Tampoco las Mamitas de papel, aquellas que aparecen en numerosas novelas con sus problemas diarios (Las abeja reina de Gill Hornby), algún acontecimiento que descoloca su rutina (¿Y tú qué clase de madre eres? de Paula Daly y La vida empieza hoy de Douglas Kennedy) o que viven una maternidad fuera de lo común (Tenemos que hablar de Kevin de Lionel Shriver). También hemos hecho un hueco a algunas biografías y cómics tan tiernos como auténticos.

*Sin olvidar a las Mamás para siempre porque su imagen queda grabada en tus retinas tras ver películas como El intercambio, Juno o Los otros.

*Ni, por supuesto, a las Mamotas de cuento, esas mamotas, tanto mamás como abuelas, que reinan en la Sala Infantil y Juvenil, en libros para todas las edades: de 0 a 3 años (Siempre te querré pequeñín), 3 a 6 (Mamá fue pequeña antes de ser mayor), de 6 a 9 (Abuelas: manual de instrucciones), de 9 a 11 (Querido hijo, estás despedido) y novelas juveniles (Mi familia y otros animales).

Porque de vez en cuando no viene mal pararnos a pensar cuánto vale nuestra madre: mira a la tuya y piensa ¿qué harías tú sin esa mujer?


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mesas temáticas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s